Transferencia

La línea de transferencia, mediante sus áreas de Asesoría a Escuelas, Editorial y Formación Inicial y Continua, es la que desarrolla las iniciativas de adaptación, implementación y difusión de los diversos productos, servicios y soluciones desarrolladas por el Centro o vinculados al mismo, con el fin de garantizar su adecuada inserción en el sistema educativo.

Los receptores de los servicios del Área de Asesoría son colegios, liceos, escuelas, fundaciones, Centros Técnicos, Comunas, Municipios u otras instituciones educativas, las cuales deseen mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje de las matemáticas y de las ciencias, con el propósito de que sus estudiantes desarrollen una mayor comprensión matemática y científica, y aumenten también sus niveles de logro de aprendizajes y competencias. El punto de vista que asume el Centro frente a esta tarea de asesoría es sistémico e integral, por lo que también contempla un trabajo sistemático con los equipos directivos de los establecimientos educacionales.

También se contempla un trabajo de asesoría a instituciones que forman a profesores de matemática y ciencias, y/o que asesoran a escuelas del país.

El Área Editorial se encarga de desarrollar, adaptar y publicar todo el material y la documentación utilizada, tanto para la formación inicial y continua de docentes, como para la asesoría a las escuelas. Entre los principales proyectos de esta área se encuentra el desarrollo de Recursos de Aprendizaje tales como las Unidades Didácticas, la elaboración de una línea propia de textos escolares, y la adaptación para Latinoamérica de la colección de textos escolares de matemáticas utilizados en Singapur.

Como tercera parte integrante de la línea de transferencia, el Área de Formación Inicial y Continua se responsabiliza de concebir e implementar diferentes modelos de formación continua de profesores en matemáticas y ciencias, tanto en Educación Básica como Media. Para ello se contempla tanto aspectos disciplinares como pedagógicos y didácticos, especialmente referidos a los principios y fundamentos didácticos que caracterizan los criterios del Centro Felix Klein frente a la enseñanza matemática y científica, y que tan buen reconocimiento ha obtenido estos últimos años. Asimismo, se contempla la creación de programas de posgrados con especialización en didáctica de las matemáticas y las ciencias, asociándose a una o varias unidades académicas que compartan el interés por la formación de especialistas en educación. A su vez, el Centro esta disponible para abrir menciones en didáctica de las matemáticas y las ciencias en programas de posgrados del ámbito educativo ya existentes en la Universidad de Santiago de Chile.

Por otro lado, de cara a responder a la problemática de la sustentabilidad de las propuestas en las escuelas asesoradas por el Centro, se desarrollan programas de capacitación para directivos de las escuelas, y también programas que formen docentes para que sean asesores en el ámbito de la enseñanza de las matemáticas o las ciencias dentro de sus instituciones.

Finalmente, esta área es también la responsable de levantar propuestas para la formación inicial de profesores de matemática y ciencias que sean aplicables en las carreras de pedagogía de la Universidad de Santiago de Chile, a partir de la coordinación de los resultados de la investigación que desarrolla el Centro, de su experiencia acumulada en asesoría a escuelas y de la capacitación a docentes en servicio y directivos.

 El desarrollo de estas actividades en la línea de la transferencia pone a disposición de los futuros docentes, y de sus formadores, múltiples y diversas experiencias desarrolladas con profesores y escuelas del país en torno a la enseñanza y el aprendizaje científico, especialmente aquellas ocurridas al interior de las aulas. Con todo este material, se organizará una videoteca que contenga cuantiosa información grabada en video, de gran variedad y riqueza, clasificada según criterios didáctico-matemáticos y científicos. Así, además de estimular el conocimiento in situ de la realidad de las escuelas y de sus aulas para desarrollar la necesaria sensibilidad frente al fenómeno del aprendizaje, se propone “traer la escuela a la Universidad”, a modo de ofrecer la oportunidad a los futuros profesores de poder analizarla detenidamente y en profundidad.